miércoles, 7 de noviembre de 2007

Viana do Castelo


El domingo, y como fin de puente de noviembre, decidimos pasar el día en Viana do Castelo, una ciudad situada al norte de Portugal en la desembocadura del río Lima. ¿Saben que los romanos no querían atravesar este río? Lo llamaban el río del olvido (Lethes) porque pensaban que quien lo atravesaba perdía la memoria, incluso se olvidaba de su propio nombre. Tal leyenda fue rota por Décimo Junio Bruto, quien ante la negativa de sus legionarios a vadearlo, lo cruzó y desde la otra orilla comenzó a llamar a los soldados uno a uno por sus nombres. Pues sí, eso cuenta la historia.


Tiene un centro histórico muy bien conservado, con construcciones medievales, palacetes, conventos y casas de piedra y azulejos en las fachadas en perfecto estado de conservación. Estas fotos están hechas en la Plaza de la República.





En lo más alto de la ciudad se encuentra la Basílica de Santa Luzía, una de las visitas obligadas si venimos a Viana, pues las vistas de la ciudad desde allí son impresionantes.




Aún podemos encontrarnos con personajes como este fotógrafo que nos transporta a los recuerdos del siglo pasado.


El Atlántico nos regaló estos destellos de sol antes de volver a Vigo.

7 comentarios:

Haddock dijo...

El inagotable manantial de tu mirada nos trae, con esencia de claveles, la belleza, la armonía y el encanto de Portugal y de los portugueses; refrescándonos en esas aguas siempre acogedoras no perderemos la memoria.

Anónimo dijo...

Una vez más ratificas tu condición de foto reportera. Muy buenas imagenes de Viana do Castelo...La foto del fotógrafo ambulante, con cámara de principio de siglo, me recordó a los fotógrafos cubanos, que "inventado" toman sus fotos en la Habana, al pie del Capitolio.
¡Increíble! pensé que eran una exclusividad cubana, pero ahora veo que no.
Francisco de A Coruña

Amiga Atlántica dijo...

Pues sí Francisco, Portugal conserva aún eses aroma del siglo pasado, que se respiraba en España cuando yo era pequeña, y que ahora ya ha desaparecido.
Gracias por tu visita.

Amiga Atlántica dijo...

Capitán Haddock, veo que ha decidido fondear por una larga temporada en estas aguas atlánticas, quizas una parada de abituayamiento? yo, ya sabe, encantada de tenerle como huesped.

Haddock dijo...

Amiga Atlántica: jamás he navegado, ni navegaré, por mares tan venturosos, por aguas más acogedoras, con vientos tan favorables y con la más azul y gentil marinería.


"Yo aquí vine a los límites
en donde no hay que decir nada,
todo se aprende con tiempo y océano,
y volvía la luna,
sus líneas plateadas
y cada vez se rompía la sombra
con un golpe de ola
y cada día en el balcón del mar
abre las alas, nace el fuego
y todo sigue azul como mañana."

Pablo Neruda ( Nace, del libro Plenos poderes).

Amiga Atlántica dijo...

perdón por la falta de ortografía, es avituallamiento...

Susana Rodrigues Tuegols dijo...

Mi padre se llamó Amadeo Sa Rodrigues , había nacido al igual que mis abuelos en Viana Do Castello, vinieron a Argentina cuando el niño tenía 5 años, y nunca pudieron regresar. Al ver las preciosas fotografías de tu blog donde muestras paisajes de esa ciudad me adelantas el goce , que si Dios permite algún día tendré el placer de conocer.
Tengo también sangre española, y aquí te dejo mi blog de Arte ya que soy pintora y poetisa, un abrazo y gracias por este regalo:
Susana Rodrigues Tuegols

www.pincelsuhr.blogspot.com