martes, 28 de abril de 2009

La Antigua Fábrica de Conservas Goday

Como les comenté en mi anterior post, nuestra visita a A Illa de Arousa sirvió para conocer el nuevo Centro de Interpretación de las Conservas, ubicado en las instalaciones de la antigua fábrica de Conservas Goday que ha sido completamente restaurada.


Aunque fue inaugurado el pasado 16 de enero por la Conselleira de Pesca, Carmen Gallego, no ha sido hasta hace unas semanas que se ha abierto al público.
Allí Ana, quien está al cargo del proyecto museístico, tuvo la amabilidad de contarnos la historia de la fábrica y las intenciones del proyecto de convertirlo en un museo referente de la conserva en Galicia.
Nos contó que allá por el año 1879 el señor Juan Goday Gual, un catalán que tenía allí desde 1843 una fábrica de salazón, tras un viaje a Francia donde conoció los procesos de elaboración de conservas para la preservación de los alimentos, montó en los terrenos contiguos a la salguera la que sería la primera fábrica de conservas de Galicia.
Dos años más tarde, el Rey Alfonso XII visitó la conservera y, fascinado por la calidad y diversidad de los productos que allí se producían la nombró “proveedor de la Casa Real”. Fruto también de esta visita fue el apoyo financiero que recibió para presentar sus productos en la Exposición Universal de Pesca de Londres en 1881 donde le concedieron la medalla de oro del primer premio, y desde donde pudo expandir la venta de sus productos a nivel internacional.
Con su posterior presentación a nuevas muestras internacionales consiguió nuevos premios y medallas que podían verse ver litografiadas en sus latas.




La abuela de Ana que la acompañaba en la tarde del sábado había sido trabajadora de la fábrica, y junto a ella, nos comentaba anécdotas de aquellos tiempos de trabajo en la conservera. Llamaba la atención el respeto con el que se seguía dirigiendo al dueño de la fábrica, y destacaba precisamente eso, el respeto que todos los trabajadores le tenían. Contaba que cuando el señor visitaba la fábrica las trabajadoras que lo veían comenzaba a decir por la bajo “socho, socho”, lo que quería decir algo así como “silencio que viene el jefe”.




Es cierto que el Centro de Interpretación de las Conservas acaba de abrirse y que aún no tienen todo el material con el que esperan hacer un museo referente de la conserva en Galicia. Sin embargo, tienen lo más importante, el lugar idóneo para ello como es esta primera fábrica de conservas de Galicia, perfectamente restaurada y acondicionada, y una persona al frente del proyecto perfectamente conocedora de lo que fue la vida en la antigua fábrica de conservas Goday y, muy importante, entusiasmada con el proyecto y con ideas, voluntad y para sacarlo adelante.
Al contrario de otras familias de conserveros muy sensibilizados con la conservación de su patrimonio histórico, en este caso cuando se cerró la fábrica toda la maquinaria fue vendida como chatarra, de ahí que falten elementos primordiales como los autoclaves, por ejemplo, o las máquinas para cerrar las latas.



Es por ello que desde aquí les pido su colaboración para que, en caso de que sepan de material olvidado en almacenes de conserveras, particulares o depósitos de museos que no tengan espacio para tenerlo expuesto, lo cedan en depósito a este Centro de Interpretación de las Conservas para que pueda verse expuesto, y así ayudarnos a hacernos una mejor composición de lugar y conocer lo que era la vida en una conservera de aquella época.
Las fotos antiguas han sido tomadas de:
http://memoria.museodomar.com/

16 comentarios:

Haddock dijo...

Teniendo en cuenta el elevado número y la amplia distribución de las salazones y las fábricas de conservas de pescado en Galicia, así como su importancia (histórica, urbanística, técnica, económica, laboral, cultural...) es muy significativo que no existan varios museos en antiguas conserveras.

Muchos edificios, maquinaria, envases, documentos...trozos de história han desaparecido o continúan desapareciendo ante la general desidia, el abandono, el desinterés público y privado; por eso reconforta ver recuperada para un proyecto museístico la fábrica de Goday en A Illa de Arousa, así como el entusiasmo de personas como Ana y su abuela (que recuerda perfectamente la vida y el trabajo en la fábrica, el significado de los cuatro pitidos distintos de su sirena llamando a las trabajadoras, el entierro del primer propietario...).
¡No todo está aún perdido!

P.S. Una de las acepciones en gallego de Sochar es "Calar, gardar silencio sen despegar os beizos".

Laurus nobilis dijo...

Em Portugal também fecharam muitas. Eis um bom exemplo do que deve ser feito... Penso que é fundamental que as futuras gerações saibam o que foi a industrialização, neste caso relacionada com o mar e, nada melhor, que um centro de interpretação, criado numa antiga fábrica!

Anónimo dijo...

Mar, perdona mi desconocimiento de la situación actual.
Pero de la ex fábrica MASSO,no habra material para reconstruir el utilage de la GODAY ? A veces el protagonismo de una parte impide que el vecino complete su misión.

Muchos recuerdos al Capitan Haddock
Toni del Sant Isidre

lino dijo...

Mar: eres incorrexible, eu teño a illa ao lado e aínda non coñezo este centro que nos presentas, a ultima vez que estuven na Illa foi para pillar unha peza de nylon para protexer a quilla da Semparada. E logo no verán coas regatas, teño que ir por alí a facer unhas cantas fotos e ver como quedou. Nuca estiveches no Centro de Interpretación da Pesca e a Salga que temos aquí no Grove, xa sabes que se te queres achegar podes avisarme.

Amiga Atlántica dijo...

Beizos, qué palabra más hermosa, Haddock...
Gracias por tus apuntes, siempre son el complemento perfecto a mis entradas :-)
Bicos poallentos

Poalla: Chuvia moi miúda.

Amiga Atlántica dijo...

Olá Laurus,
Tudo bem consigo?
Sí que ha sido acertado hacer allí el centro de interpretación de la conserva. Dónde se iba a poder recrear mejor cómo eran las antiguas fábricas, pues en una de ellas.
Cumprimentos desde Galiza

Amiga Atlántica dijo...

Hola Toni,
Qué agradable tenerte por aquí!!!
El tema de decer fondos de los museos a veces no es tan fácil como parece.
Estoy segura de que en el caso del Museo Massó si pueden echar una mano al centro de Interpretación de la Conserva la echarán, ya que Conservas Massó es un referente en Galicia que debería estar representado en ese Centro.
No tengo la menor duda de la buena calidad de las personas que están al cargo de los museos en esta temática en Galicia para complementarse entre ellos.
Una Abraçada desde Vigo para Ana y para ti.

Amiga Atlántica dijo...

Lino, ha sido ver tu nombre y recordar que tengo un asuntillo pendiente contigo que espero terminar mañana.
Estos días he visto cerrada la Escuela Mar de Vigo y no he tenido ocasión de hablar con Henrique del tema.
Así que te han entrado ganiñas de ir a Barcelona, eh?
Si vas, no te vas a arrepentir.
Cuando vaya a O Grove te llamaré y espero que nos sirvas de guía en ese Centro de Interpretación da Pesca e a Salga que teneis allí, vale? ;-)
Por cierto, te veremos este fin de semana por Vigo? es que están aquí todas vuestras barquiñas.
Salitre!!!

Joan Sol dijo...

Hola, Mar!

En una entrada que hiciste sobre el Museo Massó de Bueu (http://unamiradaalariadevigo.blogspot.com/2008/01/el-museo-mas-de-bueu.html)
te dejé un comentario sobre la industria conservera fundada por Juan Goday Gual en Arousa, en 1879, y que fue la primera industria conservera de Galicia.

En ese comentario hacía referencia al reportaje emitido en el programa "Thalassa", (http://www.tv3.cat/videos/118979) que se emite en la televisión catalana, y que trata precisamente del museo y Centro de Interpretación de la Conserva, del que nos informas en esta entrada.

Según cuenta el reportaje, el origen de Conservas Goday fue una boda entre catalanes. Juan Goday, originario de Canet de Mar (en el Maresme, donde yo vivo), tenía un negocio de salazones en Arousa. Un buen día este señor decidió casarse con una prima suya y tuvo que viajar hasta Roma para pedir el permiso papal. En su viaje pasó por Nantes y vio como se desarrollaba allí la industria conservera. Al regresar a la isla montó una fábrica de conservas e hizo venir a técnicos franceses. Por ese motivo en las latas de sus productos ponía: "primera fábrica de conservas de sardina al estilo de Nantes". Esa fábrica fue el origen de la pujante industria conservera gallega.

Y añadía que hay un documentado artículo de Xoán Dopico, que aparece en el reportaje de “Thalassa”, sobre las salazones y las conservas de pescado en la revista editada por la Federación Galega pola Cultura Marítima e Fluvial con motivo del VI Encontro de Embarcacions Tradicionais de Galicia, celebrado en Arousa el 2003:
http://www.culturamaritima.org/files/revista-arousa2003.pdf

Pues bien, a raíz de ese comentario, el señor Francisco Pérez García se puso en contacto conmigo para decirme que forma parte de un grupo de descendientes de la familia Goday que están buscando información sobre dicha familia y sus orígenes. Para ello han abierto un blog, a través del cual se pueden seguir sus actividades: http://goday-ogrove.blogspot.com/

¡Besos en conserva desde el Mediterráneo!

Amiga Atlántica dijo...

Hola Joan,
Anda, pero si has cambiado la foto de tu perfil!!!
Estás mucho mejor en esa, todo un marino timón en mano y rodeado de mar azul. Buena elección.
Por cierto, lo del fondo parecen las Medas, no?
Respecto al comentario, te agradezco la gran cantidad de información que nos ha aportado. El video de Thalassa me ha gustado especialmente ya que cuenta toda la historia Goday perfectamente.
El blog de los Goday también lo había descubierto yo, sin embargo, se me olvidó introducirlo en el reportaje, y es que se me hizo tan tarde... así que te agradezco el apunte.
Una abraçada en salazón

lino dijo...

MAr: o sabado 4 membros da asociación levaron a Meca para Vigo, eu fun a buscalos por carretera, e esta finde volveremos, eu esterei por ahi desde o xoves pola noite. Claro que nos veremos... e se non, que sexa por falta de luz

Laurus nobilis dijo...

O português está a progredir! Por aqui está tudo algo deprimido... Crise, gripe e, ainda por cima, eleições, com os disparates do costume!

Amiga Atlántica dijo...

Vale, Lino, pues ya me pasaré por el chiringuito de la fede o la Meca para vernos.
Apertas

Amiga Atlántica dijo...

Laurus,
Tiene razón con lo de los disparates electorales. Hoy estuve em Porto y era penoso ver los carteles anunciando a los candidatos.
Grande abraço!

Anónimo dijo...

non perdades o Centro de interpretación da pesca e a salga (CIPES)en Moreiras, no Grove, onde por achegas da xente se está fraguando o mellor espazo didáctico, cultural e museístico da beiramar galega...

Anónimo dijo...

En el artículo hay un pequeño error. Se dice que Juan Goday Gual tenía una fábrica de salazón en A Illa desde 1843. En realidad quien fundó la fábrica de Salazón fue su padre Juan Goday Llauger, un catalán nacido en Canet de Mar, que se trasladó, junto con su padre Manuel Goday Roura y sus hermanos Manuel y José Goday Llauger, para asentarse en O Cabo, Vilanova de Arousa, donde tenían su comercio, vivienda y fábrica de salazón.

Manuel Goday y Cia., así se denominaba la entidad comercial, negociaba con pesca salada (sardinas) al menos desde el año 1812.

Manuel Goday Roura debió trasladarse a Galicia hacia el año 1799 para comerciar con coloniales, vinos y aguardientes catalanes a cambio de la salazón de pescado. Al principo se desplazaba a Galicia en la temporada de la sardina y después regresaba a Cataluña. En el año 1815 ya figura como vecino de Vilanova de Arousa en un documento notarial.

Juan Goday Gual nació en el año 1838 por lo que en 1843 tenía solo 5 años. Sería demasiada precocidad Además estudió náutica y comercio en A Coruña donde consiguió su título hacia el año 1860.

Juan Goday Gual se casó con su prima hermana Teresa Goday Gual (la primera Goday nacida en Galicia, en Vilanova de Arousa) y como eran primos (hijos de dos hermanos casados con dos hermanas) tuvieron que pedir una dispensa matrimonial.