martes, 6 de mayo de 2008

Sábado, 2ª Etapa de la Regata: Vigo-Póvoa de Varzim

El sábado tuvo lugar la segunda etapa de la regata desde Vigo a Póvoa de Varzim. Cuando amanecí, por la ventana de mi habitación se podía ver como comenzaban a salir los barcos en dirección a Baiona. Luego el viento se paró, así que aún estuvieron un largo rato delante de casa y pude tomar estas fotos.

Plano general de la regata delante de las Cíes
Aquí ampliada la zona de Cabo Home
Aquí ampliada la zona de la Isla Sur
Nosotros sacamos el ALEFRIZ con idea de pasar el día en Cíes, pero una vez llegamos con él a mitad de la Ría se empezó a levantar una rasca y a nublar el día que nos lo hizo pensárnoslo dos veces porque íbamos con niños y al final, después de navegar un ratito y viendo que el viento cada vez iba a más, nos dimos media vuelta y volvimos a Bouzas.

Irene en popa

Los grumetillos asomando por la escotilla
Tomy en la escotilla
Tomy en popa
Cuando volvíamos a puerto nos llamó Pipo y nos animamos a acercarnos hasta Póvoa de Varzim a ver la llegada de los barcos y sus tripulaciones, y volver a pasar una agradable velada como la del día anterior.
Aquí tienen algunas fotos de esa tarde-noche.


La "joya de la corona" de Maregalia, un Oceanis de 50 pies, casí ná... el salón que tiene dentro es como el de un piso,,, en el que entre otros navegaron Sebastián, Pipo, Alicia, Juan y Santi.

Pipo y Haddock a la espera de un barco para ayudarlo a atracar. Fíjense en la iglesia de fondo que tiene un faro adosado en la parte trasera de la nave central, curioso, no?

Este es el barco que estaban esperando Pipo y Haddock, el maregalia II que a última hora les falló el motor.
Aquí ya están ayudando a su atraque
Alicia y Haddock charlando de la travesía
El Zurk a su llegada
Patrón del Zurk adujando un cabo


Llegada de Guillerno con la zodiak de apoyo, contando sus aventuras y desventuras en la travesía...
Cuando ya hubieron llegado un número razonable de embarcaciones, nos fuimos al restaurante del Club donde nos esperaba una suculenta cena a base de filetes, carne asada, pollo, arroz, ensalada, todo delicioso...
Aquí charlando en la terraza del Club Naval Povoense, una muestra del buen ambiente que se respiró durante toda la regata.
Anochecer en la marina de Póvoa de Varzim. Al fondo, iluminado, el casino


La super-tripulación del CELTA MORGANA, conmigo y mis hijos
Ya avanzada la noche pusimos de nuevo rumbo a Vigo, fundamentalmente porque los críos no podían con su alma, pero nos lo estábamos pasando muy bien disfrutando de la conversación de las diferentes tripulaciones que nos contaban sus experiencias de la regata.
Con nosotros se volvió Juan quien nos amenizó el viaje con divertidas historietas de sus aventuras con Pipo a bordo de diferentes barcos.
Y ahora deseando que llegue el próximo viernes para seguir con la última etapa de la regata Póvoa de Varzim-Aveiro, que esperamos hacerla en la hermosa embarcación Marathon.

4 comentarios:

La DobleM del motor. dijo...

las regatas en verano son una gozada,pero mantener esos barcos es un lujo que no se puede permitir toda la gente,asi que me conformo con alquilarme algun barco,jeje,te invito a visitar mi blog y a devolverme el comentario,gracias y suerte con tu blog.

Amiga Atlántica dijo...

Hola,
Bienvenidos al blog!!!
Pues os diré que mantener un barco es más barato que mantener una moto de gran cilindrada, te lo digo porque he sufrido las dos cosas y más o menos cuesta lo mismo. Un atraque cuesta en Bouzas unos 250 € al mes, y luego si eres tú el que te haces el mantenimiento pues ya ves que tampoco es un deporte caro. Eso sí, si le encargas el trabajo a las marinas ya te puedes preparar para soltar pasta, porque se aprovechan un montón y cobran muchísimo por cosas supersimples como limpiar el casco, abrillantarlo, pulirlo, lijar la teca, quitar óxido, cambiar aceite... todas estas cosas son sencillas de hacer y si las haces tú mismo te ahorras una buena pasta.
Gracias por la invitación, os visito ahora mismo.
Un cordial salido,
Mar

JOSE ANTONIO dijo...

Que grumetes más alegres llevais!!!!
El ambiente que se ve es de mucho compañerismo, siempre es así ?
Un abrazo y a seguir disfrutando de las regatas.

Amiga Atlántica dijo...

Pues me gustaría decirte que sí, HJosé Antonio, pero desgraciadamente el ambiente no es siempre tan unido, ya que en esto de la naútica hay mucha tontería y pijerío, pero con la gente que navega porque le gusta de verdad es otra historia. Todo depende de la regata, y de quién vaya a la regata.
Ésta, por ejemplo, está fenomenal de ambiente porque además hermana a dos paises, Portugal y España.
Un abrazo,
Mar