miércoles, 28 de mayo de 2008

Las gaviotas ya están incubando en Cíes

Llevamos una temporada que no para de llover… pero bueno, si eso significa que vamos a tener un buen verano, bienvenida sea la lluvia. La cosa es que tampoco ha estado el tiempo para muchas salidas con el barco, a ratitos escampa y aprovechamos para hacer unos borditos, pero poco más. Sin embargo, el sábado al anochecer parecía que iba a mejorar, así que el Capitán Haddock y yo nos cogimos el ALEFRIZ y nos pusimos rumbo a Cíes.

Puesta de sol sobre Cabo Home (21:46 del sábado 24/05/08). A la izquierda,asomando, las Cíes.
Salimos a las nueve de la noche de Vigo, vimos ponerse el sol detrás de Cabo Home a eso de casi las 10 de la noche y, como ahora los días son tan largos, no tuvimos problemas de visibilidad, llegando a Cíes (Playa de Rodas) una hora y media después todavía con algo de luz. Es importante este punto porque en Cíes nadie (a excepción del Capitán Haddock los primeros días) pone la luz de fondeo (para no gastar batería y que dure el fin de semana), así que si llegas de noche en pleno verano, especialmente los fines de semana, hay que tener mucho cuidado para no abordar ningún barco que esté tranquilamente atracado. Otra práctica habitual en Cíes es no poner tampoco la señal negra de fondeo… y es que es evidente que si estás allí, estas fondeado :-)
Bueno, pues cuando llegamos sólo había otro barco atracado delante de la Playa de Rodas, se imaginan? Estábamos prácticamente solos en la isla, qué gozada!!!!Pasamos la noche a bordo y al día siguiente amaneció un día divino, fresquito pero despejado, así que nos fuimos hasta el faro das Cíes a ver si las gaviotas habían empezado con la puesta de huevos.
Aspecto de la Playa de Rodas del domingo al medio día, sólo tres barcos!!! A la izquierda se ve el pequeño muelle por el que se debe desembarcar a la isla.

El agua transparente, como le gusta a nuestro amigo Joan Sol, que se vean los peces.

En ruta hacia el faro pasamos por la tranquila Playa de Nuestra Señora donde más tarde aparecieron los amigos de Maregalia con su flamante Oceanis 50.



En la subida al faro hay formaciones rocosas curiosas fruto de la erosión producida por el agua sobre las rocas graníticas. De todas ellas destaca la “pedra da campá” roca perforada por la fuerza de los vientos atlánticos cargados de salitre.




Este es el aspecto que presentaba la Ría desde el camino, al fondo la Playa de Samil en Vigo.
Pues si hace un mes cuando hicimos aquella escapadita a las Cíes la subida al faro parecía un gallinero del barullo que montaban las gaviotas que estaban en pleno apareamiento, este pasado fin de semana reinaba un silencio absoluto en toda la isla.
Las gaviotas estaban en plena incubación, esto es: calladitas, posadas sobre el suelo, con las alas cruzadas en la parte posterior y cara de pocos amigos. Algunos ejemplos:


De hecho, en cuanto nos veían aparecer nos abrían la boca o se nos plantaban delante del camino con actitud defensiva. Algunas incluso nos hicieron vuelos rasantes, pero que muy rasantes… y otras, las más sarcásticas, volaban sobre nosotros lanzándonos cagadas. Realmente estaban muy agresivas. Pero es que era inevitable pasar a su lado porque muchas de ellas habían hecho el nido en el borde del camino que sube al faro.



La cosa es que cuando dejaban el nido para plantarnos cara, era una preciosidad ver los huevos allí recogiditos. La mayoría tenían entre dos y tres huevos.



La verdad es que la isla estaba sembrada de nidos!!! Y gaviotas, claro…
Los que sí que estaban ahora en pleno apareamiento eran los lagartos ocelados (Lacerta lepida), tan abundantes en estas islas. Los había por todos lados, pude fotografiar más de 20 lagartos distintos durante la subida al faro.





Los machos se distinguían porque, además de tener la cabeza más redondeada que las hembras y un color verde intenso con manchas azuladas y redondeadas en ambos costados (mientras las hembras suelen ser de menos tamaño, con la cabeza alargada y una tonalidad verde pardusca con unas ligeras marcas laterales) en esta época de cortejo tienen el cuello hinchado. Pues éstos si que estaban agresivos, de hecho pude captar esta secuencia en la que un macho es atacado por otro.





Pues ya ven como estaba el patio en las Cíes… y es que, como bien reza el refrán, la primavera la sangre altera.
Después de comer a bordo el domingo nos volvimos para Vigo con un vientecito del noroeste que nos entraba por la aleta de babor de un solo bordo!!!

El Capitán Haddock a la vuelta de Cíes, detrás de él puede verse el catamarán que hace el trayecto hasta las islas desde Vigo que viene prácticamente vacío.


16 comentarios:

mariademallou dijo...

que bonito blog, con fotos tan chulas :) parabéns. muitas gracias polas preguntas. foi un placer inmenso.

Noe dijo...

¡Jo que pasada! Me encanta cuando nos hablas de las Cíes, además las fotos son preciosas.

Que gran suerte que tienes de poder visitarlas tan a menudo, así puedes verlas de todos los colores y en todas sus manifestaciones.

Por mi parte me alegro mucho de poder visitar este blog. Aunque no estoy en Galicia, contigo me mantengo al día.

Un abrazo Mar.

Joan Sol dijo...

¡Pero que envidia cochina me dais!

Realmente las Cíes son un paraíso. ¡Que agua! ¡Y que paz se respira ahí! Hablando de agua, por aquí tuvimos un fin de semana lluvioso y se mantiene el cielo encapotado. Todo el mundo comprende que hace mucha falta que llueva, porque la situación ha llegado a ser bastante crítica. Pero a los que nos gusta el sol y el verano ya empezamos a estar algo mosqueados con tantos días seguidos de lluvia: “bueno, ya vale, ¿no?, de agua”, dicen algunos. O “¡podría llover de noche y entre semana!”, dicen otros. O, como digo yo: “sempre plou quan no hi ha escola!” La verdad es que no estamos nada acostumbrados a pasar más de dos días sin ver el sol, hasta el punto de que nos cambia el humor.

¡Que gozada tener unas islas como las Cíes delante de casa! En este sentido, toda la costa gallega es una maravilla para navegar. La costa central de Cataluña es recta. No hay ni calas, ni un islote pelado junto al cual echar el ancla. Sólo hay un par de granjas de peces, una frente a Masnou y la otra frente a Arenys de Mar. Para empezar a disfrutar de una costa un poco accidentada hay que subir hacia la Costa Brava, y queda lejos para las salidas de un día y en barcos pequeños. Total que, cuando sales a navegar, solo puedes hacer bordos y más bordos, y vuelta a empezar. O pescar, aunque la cosa tampoco es para tirar cohetes. Para cuatro peces que hay, hasta sabe mal ir a tocarles las narices. Debemos tocar a cien cañas por besugo...

Bueno, gracias por acordaros de mí en vuestras salidas y que las disfrutéis a tope, que la vida son cuatro días… ¡y la mitad está nublado!

Amiga Atlántica dijo...

Gracias María!!! el placer fue nuestro al leer tu obra inspirada en nuestro Océano Atlántico, en Galicia, en nuestra gente...
Una vez me decía mi amigo Pepe Riesgo "La ría inspira" y lo que yo plasmo en forma de fotografías, tu lo haces en forma de palabras con las que bordas tus versos.
Apertas atlánticas

Amiga Atlántica dijo...

Hola Noe,
No te imainas lo muchísimo que me acordé de ti la semana pasada cuando en la TV, en el programa Callejeros de la Cuatro, los cántabros denunciaban el acoso urbanístico al que estaban sometidos, y cómo se estabn cargando la costa, dejando lo que es de todos para el disfrute de unos pocos.
Jurarían incluso que sacaron las imágenes de la misma urbanización de la que nos hablaste en tu blog cuando intentaste llegar hasta el Faro de Ajo.
Oye Noe, por qué no te animas a venir este verano hasta aquí y te enseño las Islas?
Un fuerte abrazo Atlántico Noe

Amiga Atlántica dijo...

Pero Joan Sol, envidia de qué si sabes que puedes venir a navegar cuando quieras con nosotros,pero si el Alefriz necesita marinos como tú, sólo tienes que venir, del resto no tienes que preocuparte!!! ya te enviaré un email con un par de propuestas para este verano.
Entiendo todo lo que dices de la costa catalana (exceptuando la Costa Brava)y lo extiendo a Alicante, Castelón y Valencia, es una costa recta... y llena de edificios, nos dimos cuenta de ello el año pasado cuando la recorrimos en busca de barco por las marinas del mediterráneo.
Aquí en las Rías Bajas es totalmente distinto, estan llenas de calas, de playas, de islas, de peninsulas... y cada ría es distinta, realmente es una suerte poder navegar por aquí.
La verdad es que esta última vez en Cíes cuando vi los peces en la orilla me acordé de un comentario tuyo que decía precisamente eso.
Y de la lluvia? me tiene aburrida!!! y mañana más... y estamos casi en Junio!!!
Bueno, que te tienes que venir, que como bien dices se viven dos días.
Un fuerte abrazo

Noe dijo...

Que bueno que te acordaras de mi, y que mal por la razón que me apuntas.

Es cierto que la costa cántabra, especialmente la oriental (que es donde se encuentra Ajo) esta muy maltratada, y para colmo el Tribunal Superior de Justicia acaba de paralizar una serie de ordenes de derribo a alguna de esas terribles urbanizaciones, especialmente las de la zona de Noja (os hable de ello también en el blog).

Te agradezco inmensamente tu propuesta, y me alegra muchísimo, pero este verano ya tengo un viaje planeado a tu tierra, aunque me quedaré por las Rías Altas. Seguro que lo has leido en el blog de Manuel: voy a Muros al homenaje a las victimas del Bonifaz. Mis abuelos fallecieron allí, y por primera vez vamos a poder echar unas flores en el lugar en el que descansan sus restos. Me escapo el fin de semana del 11, 12 y 13 de julio, muy poco tiempo para ver todo lo que quiero, pero un ratito sacaré para ver de nuevo la catedral de Santiago que me encanta.

No obstante, te tomo la palabra. No me imagino mejores guías para ver las Cíes que el Hadock y tú.

Un abrazo enorme y mil gracias.

Amiga Atlántica dijo...

Bueno Noe, qué sorpresa que vienes por aquí!!!
Verás, la ría de Muros-Noia es la cuarta de las Rías Baixas:Ría de Vigo, Ría de Pontevedra,Ría de Arosa,Ría de Muros Noia y Ría de Corcubión.
Como Rías Altas se entienden las 10que están en la costa norte de Coruña y en la de Lugo: Ría de Coruña, Ría de Ares, Ría de Ferrol, Ría de Cedeira, Ría de Ortigueira, Ría de O Barqueiro, Ría de Viveiro, Ría de Foz y Ría de Ribadeo.
Así que tampoco vamos a estar tan lejos y a lo mejor nos podriamos conocer.
No tenía ni idea de lo tus abuelos, y de que conocieras a Manuel. Muros de va a gustar, es un pueblo marinero con una zona del puerto muy bonita con soportales de piedra bajo los que tomarse unos vinos en verano.
Estoy de a cuerdo contigo en que tres días son pocos... no sería posible alargarlos más? o volver en Agosto?
Un abrazo Noe

Anónimo dijo...

Hola Amiga: esa son las gaviotas que me gustan: esplendentes en vuelo.Felicitaciones por tu bello blog. Me emociona, junto con la sensible melodía. Estoy ya concluyendo un próximo libro: "Epoka y Marea" hay varias obras relacionadas al mar, al navegante, a los gavieros y una Oda al Mar que si me animo, tal vez te la obsequie como primicia para tu espacio". Con afecto Carlos. Bs. As.

Amiga Atlántica dijo...

Pues impaciente me has dejado esperando esa Oda al Mar, si me la mandas la publicaré con mucho gusto en el blog junto alguna foto bonita de nuestra Ría.
Un cordial saludo desde Vigo,
Mar

Haddock dijo...

Inolvidable navegación en ceñida desde Vigo a las Cíes, en el acogedor Alefriz, con fondeo nocturno en aguas de la tranquila playa de Rodas; con amanecer soleado y paseo entre gaviotas hasta el faro, y regreso a Vigo con buen viento por la aleta de babor...y lo mejor e insuperable: la marinera, en realidad la capitana ;) indomable, oceánica.

Amiga Atlántica dijo...

Querido Haddock,nuestro barco tiene mucha suerte porque debe ser el único que es doblemente comandado... a ver en cuantos barcos hay dos capitanes?

Su marinera indomable :-)

Ivis dijo...

Precioso post este, Mar. Qué maravilla la que tienen ahí, chicos. Un saludo grande.

Amiga Atlántica dijo...

Vente a verlo con tus propios ojos :-)
Bicos

relinga dijo...

...dende a resaca da ría de Pontevedra, agradecerche este traballo que non ten igual... imaxes, poemas, ledicia para o noso ollar... axudando a perpetuar o mundo da tradición mariñeira...
...eche unha magoa que non sexa capaz de plasmar nos escritos, como tí fas, toda-las sensacións que sinto cada vez que miro ou sinto un atisvo de mar...

Saudades Mariñeiras

Amiga Atlántica dijo...

Hola Relinga,
Pues creo que el secreto de transmitir sensaciones es escribir tal y cómo le contarías las cosas a un amigo,yo procuro hacerlo así, de una manera cercana y personal.
Me alegra que te guste fondear por aquí de vez en cuando.
Apertas Atlánticas desde la Ría de Vigo