lunes, 1 de septiembre de 2008

De regreso de las vacaciones

Pues ya se han terminado las vacaciones… y reconozco que este año ha sido especialmente duro volver a trabajar… Fíjense que esta mañana cuando sonó el despertador me creí que sonaba alguna alarma en el Alefriz.
Ha sido un verano inolvidable y me he levantado con una inmensa resaca de olas, de velas, de puertos, de faros, de playas, de delfines, pero sobre todo de buenos amigos marineros.
He comprobado con inmensa gratitud el elevado número de visitas al blog durante este mes de agosto en el que apenas me ha sido posible publicar un avance de la Volta Náutica a Galicia. He leído todos los comentarios que tan amablemente me han dejado y se los agradezco de todo corazón. Sin embargo, me disculpo si no se los puedo responder uno a uno, ya que si no veo que me va a ser imposible poder retomar el blog a tiempo de contarles las experiencias del verano antes de que llegue el otoño.
Como nos hemos pasado casi todo el mes en el barco ahora toca descargar las fotografías, clasificarlas y elegir las que mejor pueden ilustrar todo lo visitado en estas vacaciones. Es por ello que en breve espero poder ofrecerles unos buenos artículos sobre las Rías Bajas vistas desde el mar.
Les adelanto que subimos hasta Finisterre, el Cabo de Hornos de los gallegos!!!
Llegar hasta allí con el Alefriz fue como nuestro bautismo de mar. Fue tan emocionante ver el faro allí en la proa…



20 comentarios:

banderas dijo...

¡¡¡Primeeeeeee!!! Ante todo, bienvenida de nuevo al mundo virtual y, por desgracia, también al laboral.

Te echamos mucho de menos y, mientras tanto, intentamos cubrir a nuestra manera el hueco que has dejado en la blogosfera, como podrás comprobar en mi blog... lo digo por mi última entrada.

Bicos ;-)

Amiga Atlántica dijo...

Muchísimas gracias Banderas por anunciar el encontro de Bouzas, yo me enteré la semana pasada en Cambados que estuve con Fernando y Uxío Allo de la Federación.
Desde luego es un lujazo tener lectores como vosotros, una se puede ir tranquilamente de vacaciones que vosotros os seguís encargando de tener a la peña informada ;-)
Muchísimas gracias!!!
Bicos para los cuatro, que me encantó que viniéseis a vernos a Vilagarcía.

CELTA MORGANA dijo...

Imagino o trabalho que umas férias produzem. Ter em stock cerca de 4.856.236 fotografias (tiradas no mes de Agosto) e ter que escolher 42 para colocar no blog.

Amiga Atlántica dijo...

Qué bien me conoces Pardal!!! veo que has dado con el quiz de la cuestión enseguida :-) pero espero poder publicar algo esta noche...

Fernando dijo...

LOS QUE DESCONOCEMOS LAS VACIONES REGLADAS DE 30 DÍAS O 15 PARA EL CASO, TE DAMOS LA BIENVENIDA AL MUNDO EN TU REINTEGRO A LA VIDA LABORAL, QUE SEA LEVE Y ADEMAS QUE EN ESE MOMENTO DE TRANQUILIDAD DE CUALQUIER MAÑANA SIEMPRE PUEDAS DISFRUTAR CON EL OJO EN EL HORIZONTE DE LOS MOMENTOS VIVIDOS. HA SIDO UN PLACER DISFRUTAR DE VUESTRA COMPAÑÍA.
FERNANDO

Amiga Atlántica dijo...

Las gracias te las damos nosotros a ti, a tu entrañable familia, a Uxío, a Juan y a tod@s los que estábais en el Loureiro. Tanto Joan Sol y Marta como el Capitán Haddock y yo disfrutamos de un fantástico día en la Ría de Arousa en vuestra cálida y musical compañía :-)
Esperamos verte en Bouzas este fin de semana

Aguaya Berlín dijo...

Yo me digo que si al regreso de las vacaciones paso trabajo en recordar mi palabra clave de usuario, entonces es que las vacas fueron buenas :-)

Mar, te dejé un premio en Desarraigos...

Saludos,
AB

Noe dijo...

Bueno, poquito a poco Mar, que esto lleva mucho tiempo y ahora hay que volver a tomar el ritmo de la rutina diaria.

Aqui tus fans siempre te esperaremos, ya lo sabes.

Un beso!!!

Joan Sol dijo...

Hola, Mar.

Lo primero que oí el lunes por la mañana no fue el zumbido del despertador sino el llanto de un niño a quien sus padres dejaban en la guardería que hay enfrente de casa, antes de irse a trabajar. Así es como me sentía yo en ese momento, triste y desconsolado como el pobre angelito al que habían arrancado de su cielo feliz. Y como él tuve ganas de ponerme a berrear: “¡no quiero ir a trabajar!”. Patético.

O sea que entiendo y comparto plenamente tus sensaciones ante eso que llaman “retorno a la normalidad”. Realmente, tras unos fantásticos días de vacaciones –algunos de los cuales tuvimos el inmenso placer de compartir contigo y con el Capitán Haddock en el mar-, resulta difícil “estar per la feina”, como decimos por aquí. A veces, me quedo colgado con la mirada perdida tras los cristales de mi despacho climatizado y con vistas a la autopista, y me siento como esos peces que vimos en el Aquarium Finisterrae; criaturas marinas encerradas en un tanque de cristal, en cuyas pupilas abisales parecen reflejarse recuerdos de otros mares, y que te miran como si quisieran decirte: “no te dejes engañar, hermano, la vida de verdad está ahí fuera”. Y me quedo sumido en ese estado de melancolía que me invade cada vez que intuyo que otro tipo de vida más humana, más auténtica, més vivida es posible. No sé, tal vez sean los ecos de un paraíso perdido del que un día fuimos expulsados. O lo que sea, pero me niego a llamarle “síndrome postvacacional”. Me fastidia esa tendencia tan en boga de etiquetar todos nuestros estados de ánimo y convertirnos en carne de psicólogo y en lectores de libros de autoayuda.

En esta parte del Mediterráneo todo está más o menos igual que como lo dejamos. El sol sigue estando en su sitio; es decir, frente a nosotros, encima del mar y no a nuestra espalda, como ocurre en Galicia. Y continúa poniéndose una hora antes que en vuestros horizontes. ¡Qué gozada estar en la playa con sol a las 9 de la noche! Como tu, también ando liado volcando fotos en el ordenador, retocándolas y reviviendo a la vez muchos de los buenos momentos pasados en vuestra querida Ría de Vigo. Eso hace aún más difícil el desembarco en los siempre ajetreados y a veces inhóspitos muelles de la vida cotidiana. Pero, bueno… siempre nos quedarán las Cíes y, en caso de un ataque repentino de morriña –como el de ahora mismo-, la posibilidad de soñar con futuras singladuras.

Y, nada, aquí estamos de nuevo, con ganas de reiniciar la actividad bloguera y de leerte –de leeros-; porque, a partir de ahora, leerte será también oír tu voz.

Un abrazo a los dos.

-------

Fernando, subscribo totalmente lo dicho por Mar: nuestro "encontro" en Arousa fue uno de esos momentos felices de un verano inolvidable.

Una abraçada, amic!

Trebi dijo...

Hola Amiga Atlántica.Me alegra mucho que disfrutaséis de tan magníficas vaciones.
Haber si el Domingo puedo pasar por Bouzas.Seguro que de andar por allí, al fin nos conoceremos.Sino igual es cualquier dia en n/Querida Ría.
Tomalo con Calma..el Blog pues seguro que te roba mucho trabajo.
Afectuosamente, saludos para tí y los tuyos.
Trebi

Amiga Atlántica dijo...

Hola Aguaya, muchísimas gracias por el premio, ese brillantito me dará para alguna sortijita :-)
Tú a este paso te vas a poder hacer un collar de brillantes, enhorabuena!!!
Bicos desde Galicia

Amiga Atlántica dijo...

Graciciñas Noe, te agradezco tu comprensión pero... como cuesta levantarse por las mañanas temprano para ir a trabajar!!!
Un besuco, ratoncillo de biblioteca

Amiga Atlántica dijo...

Futuras singladuras?... las que tus quieras Joan, ya sabes donde teneis vuestra casa. Fue muy agradable vuestra visita y nos encantaría que se olviese a repetir algún día.
Ahora ánimo y al toro!!!
Bicos para Premiá

Amiga Atlántica dijo...

Estimado Amigo Trebi,
Como bien dices en tu blog la pesca en nuestra Ría es cad vez más más escasa, sin embargo, más que un problema de biología es un problema de sobreexplotación de las pesquerías, es decir, se saca más de lo que se repuebla de manera natural cada año.
Por algún motivo hay mucha gente ve el mar como un gran almacen del que se puede surtir sin medida, y no esí, el mar necesita regenerarse, y no es hasta que estamos viendo las consecuencias, por mucho que avisemos los biólogos, que no se le pone remedio.
Esperemos que el sentido común haga un poco de luz e ilumine a quienes toman las decisiones para que esto mejore.
Un abrazo par la tripulación del Noso Lecer

JOSE ANTONIO dijo...

Ya ves que somos legión los que fondeamos en tu interesante blog, y es un gran placer volver a saber de tí y de tu visión del mundo.
Estamos deseando ver esa selección de fotos que estás preparando.
Ah! el comentario de Joan Sol es muy acertado, después de tantos días el volver al trabajo es un poco duro,...
Un abrazo desde Barcelona.

naveganteglenan dijo...

Hola amiga atlántica, como ya te he comentado, yo tembién he vuelto de vacaciones y me alegro de que vuelvas a tenernos al día de tus aventuras. Me alegro de que hayas visto Finisterre desde el mar: es impresionante, aunque sea con buen tiempo :-)... y que hayas disfrutado de tus vacaciones con el amigo juan sol :-)

Fernando dijo...

Este blog está perdiendo su categoría de blog, para entrar en la de foro o caulquier otro elemento donde exista comunicación fuida o sea que a lo mejor hay que ir pensando Mar, en ampliar, en articular un espacio donde nos comuniquemos como aquí donde siempre es un placer compartir palabra, pero mira esto, creo que soy el 17 comentario.

Bueno algunos nos tendremos que ver por el Salón Nautico, si antes no bajamos con los Marengos.

Bueno mortales trabajadores, los que no sabemos que es el simdrome de la pecera que describe Joan os acompañamos en vuestra nostalgia. Pero os recuerdo que esta no es mala, solo hay que saber disfrutarla. O sea que a disfrutar.

GRANDES BESOS Y ABRAZOS.

Amiga Atlántica dijo...

José Antonio, muchas gracias por pasarte por aquí, siempre es grata tu visita, parece que lo llenas de energía positiva.
Me ha hecho mucha ilusión que te gustara Finisterre, a mí siempre me ha impresionado ese lugar, tanto por tierra como por mar.
Respecto al trabajo... bueno, pues conforme van pasando los días lo llevo mejor...
Un abrazo para ti también

Amiga Atlántica dijo...

Estimado Navegante Glenan, me has dejado anonadada con eso de los vinculos en los comentarios y las entradas programadas... ya me contarás porque la verdad es que ni idea...
Lo de pasar Finisterre con buen tiempo, pues hombre, qué quieres que te diga... soplaban 27 nuditos que para navegar era una gozada, tampoco es que hubiera calma chicha. Yo lo de navegar con temporal... la verdad es que paso, eso lo dejo para los valientes porque yo no disfruto navegando así. Además, también me duele por el barco que sufre con cada temporal.
Me alegra de que vinieras por Galicia y te llenaras los ojos con un poquito de mar.
Los días que pasamos con Joan Sol y Marta fueron muy entrañables y disfrutamos muchísimo con su visita.
Buenos Vientos, Marinero!!!

Amiga Atlántica dijo...

Ay Fernando, si amplio el blog, el Capitán Haddock me hecha de casa ;-)
La verdad es que estoy orgullosa del grupillo tan majo de personas que se ha formado entorno a "nuestro blog", porque cada vez lo considero menos mío y más de todos. Me encanta que los lectores y amigos me envieis cosas y fotos para colgar, sugerencias, avisos, etc... me gusta verlo crecer.
Respecto al salón Náutico, no te imaginas las ganar que tengo de ir, espero poder escarme con el Capitán el segundo fin de semana.
Y de Bouzas qué me dices? Te acercarás a la xuntanza? me gustaría que nos volviésemos a ver todos de nuevo (oyes Joan?) por aquí.
Un abrazo grandote para ti también, Fernando