miércoles, 2 de julio de 2008

Amerigo Vespucci

Aunque con un poco de retraso, aquí las tienen, las fotos de nuestra visita al Amerigo Vespucci, el buque-escuela de la Academia Naval Italiana.
Es un velero expectacular, una fragata de tres palos con 100,5 m de eslora y 15,5 m de manga.
Se construyó en el año 1931 inspirado en un buque del siglo XVIII, con dos cubiertas de artillería. Su nombre se debe al famoso navegante y cartógrafo italiano que descubrió el Nuevo Mundo.
Aquí tienen alguna fotos, pero les he preparado muchas más en Picasa, que las disfruten!!!







Esta rosa me la regalaron al terminar la visita, todo un detalle, verdad?

14 comentarios:

JOSE ANTONIO dijo...

Bonitas perpectivas de este precioso buque escuela.
Se os ve muy felices.
Un abrazo.

Laurus nobilis dijo...

Parece um navio de brincar... tudo tão arrumadinho! A navegar tem um ar algo "pesado" como diz o Nautilus, mas é realmente muito bonito.

banderas dijo...

Una preciosidad de barco, desde luego. Se te nota que estabas emocionada porque tu sonrisa irradia una felicidad como de niña con zapatos nuevos o algo así.

Luego igual entro en las demás fotos, para que me des más envidia todavía. Yo es que ni me acerqué... una lástima.

Bicos, Mar.

Eugénio dijo...

Por esse lado andamos todos a ganhar bom dinheiro. Trocar o Alefriz e comprar o "Americo".....
Bom gosto, mas o Alefriz embora mais pequeno, é o Alefriz... não se faz :)

Amiga Atlántica dijo...

Estimado José Antonio,
A parte de que el barco era una maravilla y disfrutamos muchísimo en la visita paseando de una a otra cubierta, es que somos muy felices!!!
Abrazos atlánticos

Amiga Atlántica dijo...

Mira Laurus, la verdad es que estaba todo tan bien colocadito que en un principio dudaba que navegaran alguna vez a vela, pero luego hablé con varios oficiales a bordo que me aseguraron que la mayor parte del tiempo iban a vela.
Es impresionante ver este barco con todo el trapo desplegado, aunque yo sólo lo he podido ver así en fotos.
Un cordial saludo desde Galicia

Amiga Atlántica dijo...

Te recomiendo que veas el resto de las fotos del Amerigo Vespucci, tu conciencia te va a reprender por no haberte acercado a visitarlo.
Es el barco de vela más bonito que he visto nunca, está impecable!!!
Otro Abrazo, Banderas
PD: No se que tendrá mi sonrisa en esa foto que ya sois varios los que me decís que irradio felicidad :-))))

Amiga Atlántica dijo...

Olá Eugenio,
Muitísimo abrigada pela tua visita, qué sorpresa más agradabel!!!
Por supuesto que como el Alefriz no hay ninguno, podrías animarte a venir con el Pardal o Veiga a la Ría de Vigo y comprobarlo por ti mismo.
El Alefriz, como dicen en España, es pequeñito pero matón.
Grandísimo abraço marinheiro desde Galiza!!!!

Eifonso Lagares dijo...

Amiga Atlántica, bonitas fotos del Amerigo Vespucci, fue una pena no poder visitarlo, estaba invitado a una copa a bordo, pero saliendo de una gastroenteritis no procedía tentar la suerte. En otra ocasión, la Cutty Sark esta próxima y tengo entendido que tiene previsto venir.
Me ha gustado el álbum de fotos.
Gracias por tus visitas y comentarios.
Besos

Haddock dijo...

A través de los siete mares han sido muchas las millas navegadas, innumerables los puertos visitados, pero al fin el velero ha llegado a Vigo como recién salido de un astillero de leyenda para entregarte la rosa de fuego que atesora la luz que estalla en tu sonrisa y que sólo a ti te permite saber que dicen las olas.

Amiga Atlántica dijo...

Una copa a bordo del Amerigo Vespucci y no fuiste, Eifonso?, imperdonable, mamma mía!!!! al diamo!!!!
Respecto a la regata Cutty Sark, que ahora desde que se quemó la embarcación que le daba nombre se llama Tall Ships' Races (http://www.tallshipsraces.es) tengo entendido que este año partirá a primeros de septiembre de Falmouth (Inglaterra) rumbo al puerto de Aveiro (Portugal). Desde allí partirá el 23 de septiembre hacia Funchal (Madeira) donde se espera la llegada el 2 de octubre para participar en el festival marítimo y en las grandes fiestas y celebraciones que tomarán la ciudad hasta el 5 de octubre.
La verdad es que de Vigo no sabía nada, nosotros esperamos poder ir hasta Aveiro a ver los barcos.
Un fuerte abrazo,
Mar

Amiga Atlántica dijo...

Pues, Haddock, está claro que algo debe tener mi sonrisa en estas fotos que tantos amables comentarios ha suscitado.
Nunca imaginé ser competencia directa de la Monna Lissa y su misteriosa sonrisa :-)
Un beso, pastelero

Joan Sol dijo...

Hola, Mar!

Hermoso, el "Amerigo", sin duda. Tuve ocasión de pasear por su cubierta en una de sus visitas a Barcelona, pero conozco este barco desde crío. Resulta que de niño se me ocurrió escribir una carta al agregado naval de la embajada de Italia en España, para que me mandara fotos de barcos. ¡No sé por qué! El caso es que al cabo de unas semanas recibí un gran sobre dirigido al "Muy Ilmo. Sr. Don Joan Sol" -o sea, el nene-, con una revista de la Armada italiana y una preciosa foto en blanco y negro del "Amerigo Vespucci" navegando a toda vela, que enmarqué y colgué en mi habitación.
Y así como otros chicos colgaban en sus cuartos banderines de equipos de fútbol, fotos de cantantes y posters de coches, yo tuve colgado durante muchos años al buque-escuela italiano. Por eso le tengo un cariño especial a ese velero.

Saludos desde el Mediterráneo.

Amiga Atlántica dijo...

Qué historia más entrañable, Joan Sol...
A propósito de la decoración de las habitaciones de la adolescencia, la mía también era algo peculiar, en lugar de tener a todos los guapera que salían en la SuperPop y los personajes de la serie V colgados por las paredes, yo tenía posters de mamíferos marinos, cuadros de mariposas, una colección de conchas y restos de animales que encontraba por las inmensas playas de Cádiz (esta afición aún la conservo), y me refiero a restos de caparazones, esponjas, huevos de raya, etc...
Qué tiempos...
Un abrazo desde nuestra Ría