jueves, 14 de febrero de 2008

Fin de semana de regata

Este fin de semana salí de regatas con mi querida tripulación de Pancho Villa. En principio la regata estaba organizada para la tarde del sábado, pero es que reinaba una calma chicha… el viento brillaba por su ausencia. En las siguientes fotos pueden ver que el mar estaba como un plato, y las tripulaciones relajadas.



Empezamos a dar paseitos a motor esperando a ver si aparecía algo de viento, pero nada. Nos abarloamos a un barco amigo que nos invitó a tomar un café a la espera del viento, pero nada. Así que después de una hora el juez de regatas decidió posponer la regata para el día siguiente, domingo, por la mañana…
De todas maneras, nosotros no nos quedamos ese día sin navegar. Juan el patrón muy sabiamente llevó el barco frente a Cangas, que había algo de viento, y aún nos pudimos hacer unos borditos.

De vuelta al puerto de Bouzas dejábamos a nuestras espaldas esta bella puesta de sol sobre las Cíes.



Una servidora

La mañana del domingo se presentó totalmente distinta, una rasquilla de 11 nudos auguraba una buena regata.

A punto de dar la salida


La Maruxa del Club Náutico de Vigo que lleva al juez de regata y desde el que se da la salida.

La salida de una regata es el momento en el que más tensa me pongo, y es que hay muchos barcos en muy poco sitio, y a veces las preferencias se olvidan… o simplemente no ves a otros barcos porque te los tapan las velas o te despistas. Yo particularmente prefiero dejar salir al mogollón, y luego tranquilamente seguirlos. Una pena que el resto de la tripulación no opine lo mismo…

Puente de Rande al fondo

Escora


Tripulación


Rasquilla


El Capitán Haddock al spi


La verdad es que aunque no ganamos tampoco perdimos y lo pasamos en grande.
Un saludo a toda la tripu del Tuspi!!!

7 comentarios:

J.A.Aldeia dijo...

amiga atlántica: o que significa "calma chincha"? Aqui em Sesimbra a palavra "chincha" é o nome de uma arte de pesca, de arrasto para a praia (fotos).

J.A.Aldeia dijo...

Já vi que me equivoquei: não escreveste "chincha", mas sim "chicha". Em todo o caso são palavras muito parecidas.

Haddock dijo...

Amiga Atlántica, la ría de Vigo a la que de nuevo nos llevas con tu encantadora mirada azul es un privilegiado paraíso especialmente atractivo para todos los que somos parte del mar, para todos los que lo necesitamos y disfrutamos; especialmente para los que nos encanta navegar a vela todo el año.

Pablo Neruda, en su poema "El Mar" (incluído en el libro Memorial de Isla Negra) nos dice:

Necesito el mar porque me enseña:
no sé si aprendo música o conciencia:
no sé si es ola sola o ser profundo
o sólo ronca voz deslumbrante
suposición de peces y navíos.
El hecho es que hasta cuando estoy dormido
de algún modo magnético circulo
en la universidad del oleaje.
(...).

Besos.

Amiga Atlántica dijo...

J.A., calma chicha significa uma calma absoluta, mar raso, sem vento, sem olas e sem correntes, pero dicho en lenguaje coloquial.
Cumprimentos e obrigadinha por la visita

Amiga Atlántica dijo...

Sin duda, Haddock, este es uno de los mejores poemas de Neruda, un enamorado del mar como nosotros.
Gracias por transcibirlo al blog para que todos lo podamos recordar, ah, y por los besos.

JOSE ANTONIO dijo...

Tu blog es todo un regalo, nos descubres tu Ría y otras zonas, con buenas fotografías y comentarios, y a más, el detalle de mostrarnos poesías.
Gracias por esta ventana a la cual nos permites asomarnos y APRENDER.
Un abrazo

Amiga Atlántica dijo...

Graciñas a ti José Antonio, da gusto leer comentarios tan amables como los que siempre dejas por aquí.
Lo del toque poético es más cosa de Haddock, o de todo aquel que desee dejar una poesía, que mía.
Gracias por asomarte a la Ría que hoy está especialmente bonita y soleada.