sábado, 19 de abril de 2008

Acaba de llegar el ARCADIA

Pues subía las escaleras de casa hacia las habitaciones de los niños para que bajaran a comer, cuando he visto por la ventana que el ARCADIA estaba entrando en la Ría.
De la compañía P&O cruises, este crucero que comenzó a navegar en Abril de 2005 tiene 83.000 toneladas de peso, 285 metros de eslora y capacidad para 2388 pasajeros. Se parece mucho al OCEANA que nos visitó la pasada semana, aunque es algo mayor.
Aquí les dejo las imágenes, casi en tiempo real…



4 comentarios:

JOSE ANTONIO dijo...

Hoy hemos vuelto a disfrutar del sol primaveral, después de dos días con lluvias intermitentes, todo un lujo para la situación de sequía extrema que estamos sufriendo.
A pesar del mal tiempo, os siguen llegando los cruceristas, ¿bajan a tierra si llueve?.
Las fotos de la anterior entrada son muy buenas, una fuerza y una luz extraordinaria. Felicidades.
Un abrazo

Amiga Atlántica dijo...

Pues la verdad es que sí que bajan a puerto... a comprar al centro Comercial de A Laxe, porque en 4 horas ya me diras... encima diluviando...
A veces, cuando vienen muy temprano y tienen más horas, y más interés cultural, les esperan autobuses que los llevan a visitar Santiago, que personalmente me parece mucho más interesante que ir de tiendas a un centro comercial.
Apertas

Haddock dijo...

El Arcadia entraba de nuevo en la ría de Vigo procedente del Sur majestuoso mientras tu, atenta siempre a los mares, lo trasladabas de inmediato a las apacibles y siempre acogedoras aguas de tu cuaderno de bitácora, compartiendo con todos nosotros esos momentos.
Hace años existió otro trasatlántico, de la misma compañía, también llamado Arcadia( de 29.734 toneladas); el actual sólo conserva del anterior dos colores: el blanco del casco y el amarillo de la chimenea; careciendo de la elegancia, la armonía, la proporción y el encanto de las líneas del Arcadia construido el año 1959 por John Brown Company Limited, en Clydebank, Escocia, y desguazado el año 1979 en Taiwan; durante esos años estuvo muchas veces en Vigo.

Amiga Atlántica dijo...

Cómo me hubiera gustado ver todos esos hermosos barcos de elegantes líneas que un viejo lobo de mar,como tú Haddock, ha contemplado cuando visitaban nuestra Ría.
Lós cruceros de hoy en día son como edificios, sin armonía alguna, aunque la Cunard tiene alguna escepción.