martes, 23 de octubre de 2007


Como les adelanté ayer, hoy les resumiré la escapadita que hicimos ayer al Monte Facho en Hío, un pueblecito situado en la otra orilla de la ría, frente a donde yo vivo.




Hío es famoso por su cruceiro, ya que además de estar muy trabajado (compárenlo por ejemplo con este que encontré en Fisterra), representa un descendimiento que por lo visto no es nada habitual en los cruceiros.



Cruceiro en Fisterra.



Comenzamos la ruta desde la playa de Barra, cruzando un bosque de castiñeiros, carballos, laureles y pinos.

Fíjense, en el detalle de lo que queda de esta casa, era de 1792!!!




La subida al Monte Facho es realmente una parte de una ruta mucho más larga que recorre la península del Morrazo, se llama GR-59 o Roteiro del Morrazo. La subida al monte se hace por una maravillosa calzada de piedra flanqueada por unos muretes.





Cuando por fin se alcanza la cima ante nuestros ojos comienzan a aparecer una gran cantidad de castros, estas construcciones circulares hechas de piedras y tierra que suelen estar en lugares altos. Por lo visto dentro había casas y constituían los poblados de las épocas prerromana y romana en Galicia. De hecho hay quienes dicen que es el santuario de peregrinación más antiguo de Galicia, con más de cien altares romanos de los siglos III y IV que plantados en la cima del monte honraban una enigmática deidad galaica llamada Bero Breo.



Esta es la garita que hay en lo alto del monte, frente a las Islas Cíes, aunque la niebla impide que se vean

La altura es considerable, es como un precipicio al borde del Atlántico donde poder llenar los pulmones de aire de mar.

4 comentarios:

Ivis dijo...

Hola Mar, qué maravilla de vistas. Las fotos son muy buenas, felicidades. Veo que no paras, qué envidia.

Amiga Atlántica dijo...

Querida Ivis, la Ría es una maravilla, en realidad casi toda la costa gallega lo es, pero hay que venir a verlo para poder darse cuenta de la verdadera magnitud de esta belleza!
Poder compartir esto que disfruto todos los días es el propósito con el que nació este blog, me alegra que te guste.

Anónimo dijo...

Unas líneas, desde muy cerca, (vivo en A Coruña con mi compañera galega) para felicitarte por esta maravilla de blog, del cual me he enterado por casualidad al ver la página de IVIS.
Elegante, delicada, con excelentes fotografías, con muy buen gusto,llena de belleza, con una extraordinaria sensibilidad por la naturaleza galega...
Conozco algunos de los lugares que has visitado y te admiro porque tienes una mirada especial, cautivadora y cautivante...
Soy un documentalista cubano y ahora me refugio en la fotografía, cuando puedo...
Felicidades y gracias por compartir tu buen gusto.
Francisco Puñal Suárez
A Coruña

Amiga Atlántica dijo...

Muchísimas gracias por tu visita Francisco, si vives por estas tierras me entenderás cuando comento lo difícil que es captar en una fotografía la belleza que tenemos por aquí, de esa naturaleza gallega a la que haces alusión. No me llegan las palabras, no me llegan las imágenes, hay que venir aquí para verlo!!! A ver si entre los dos convencemos a Ivisiña...
Pues lo dicho Francisco, que te pases cuando quieras para asomarte a estos paisajes gallegos.