domingo, 12 de octubre de 2008

“Galegos e Cataláns. 1758-2008 a industria do mar”

Hoy, coincidiendo con el inicio de la Semana del Atlántico que Caixanova organiza todos los años en el Náutico de Vigo, se ha abierto al público la exposición “Galegos e cataláns. 1758-2008 A industria do mar” en una carpa allí delante del Club.
Nosotros, aprovechando que hemos acercado a las niñas al encuentro escolar de vela entre Galicia y Catalunya que dentro de estas actividades ha organizado el Club, hemos ido a verla.


La muestra está dedicada a la llegada a Vigo de los catalanes en los siglos XVIII y XIX con nuevas técnicas de pesca que revolucionaron la ciudad provocando el despegue de las industrias conserveras y posteriormente los astilleros, esto es la industrialización de Vigo.


La exposición es muy completa, eso es cierto, pero quizás demasiado densa… Quiero decir que una cuando una va a una exposición va fundamentalmente a ver no a leer, no? (para eso ya tenemos los libros, enciclopedias, etc.), y creo que los paneles tenían demasiado texto, lo que hacía que muchos de nosotros pasáramos leerlos. Quizás hubiera sido más acertado esquematizar más la misma información para hacerla más atractiva al público en general, especialmente si vas con niños, como era mi caso.





20 comentarios:

JOSE ANTONIO dijo...

Algunos dirán que los catalanes van donde ven negocio, y otros dirán que donde hay oportunidades hace falta gente valiente para innovar, invertir y crear riqueza, independientemente de su cuna.
Si nos olvidaramos de nuestro lugar de nacimiento y actuaramos como ciudadanos de mundo, otro gallo nos cantaría, no te parece ?
Ya he visto que has estado muy ocupada con la xuntanza blogueira, es muy importante compartir todo lo que nos une.
Un abrazo.

Joan Sol dijo...

Hola, Mar!

Precisamente estos días estoy leyendo el libro de López Capont que compré en la almoneda de Vigo: "El desarrollo industrial pesquero en el siglo XVIII. Los salazoneros catalanes llegan a Galícia". En él se habla del enfrentamiento que hubo entre los pescadores gallegos y emigrantes catalanes, a causa de la introducción de la xábega, un arte de pesca que no se usaba en Galicia, y que era mucho efectivo que el xeito.

Como dice José Antonio, toda innovación comporta cambios profundos y eso siempre genera rechazo y resistencia. Pero actualmente el cambio está a la orden del día. En el mundo empresarial, quien no esté abierto al cambio y busque nuevas oportunidades de negocio lo tiene difícil. Pero imagino que en el siglo XVIII, los cambios industriales, sociales y culturales que introdujeron los nuevos sistemas de pesca debieron ser muy duros de asimilar.

El tema es muy interesante y supongo que la exposición también sebe serlo; aunque, como tu dices, la exposicions con demasiados textos para leer se hacen pesadas de seguir. ¿Sabes si han editado un catálogo?

Hasta pronto y buena semana.

Amiga Atlántica dijo...

Hola José Antonio,
La verdad es que por lo que he leído el hecho de que vinieran los catalanes a Vigo fue lo mejor que les podía pasar en una época en la que había tanta pobreza.
Por lo visto el primer ciudadano catalán empadronado en Vigo fue Bonaventura Marcó del Pont, que lo hacía en el año 1758. Vigo tenía entonces 300 habitantes, un pequeño pueblecito.
Por la excelente relación de la familia Marcó del Pont, primero con Carlos III y después con Carlos IV, Vigo pasa a ser la más importante base de corsarios (al servicio de la monarquía española) en la Guerra con Inglaterra. Los barcos más afamados fueron “Príncipe de la Paz”, “Atrevido” y el “Santísimo Cristo de la Victoria”. Entre ellos y otros bergantines gallegos logran unas capturas de barcos enemigos realmente importante, lo que provoca que Carlos IV reconozca el hecho y autorice a los vigueses a exportar a las Américas (actividad monopolizada por Sevilla y Cádiz hasta entonces).
Este hecho singular en la historia de Galicia y de España, provoca un aumento en la población de Vigo muy significativo (solamente la Casa Armadora Marcó del Pont tenía un millar de empleados a los pocos años) y que se construyan los primeros astilleros,..., es decir se comienza a crear la Ciudad de Vigo, como tal.
Marcó del Pont convence poco a poco a sus “paisanos” catalanes, que son centenares primero y miles a lo largo del siguiente siglo, que se instalan en la Ría de Vigo. Comienza la actividad de las factorías salazoneras, y años después las conserveras. Vigo se convierte en punto de referencia internacional por esta actividad febril. Sin duda alguna Marcó del Pont es la personalidad viguesa más decisiva en su historia.
Pues eso, que catalanes, vascos o polinesios, la cosa es que llegaron e hicieron de Vigo una gran ciudad, creando miles de puestos de trabajo que tanta falta hacían... como Citroen hoy, empresa francesa de la que viven directa o indirectamente 45.000 familias en el entorno de esta ciudad.
Un abrazo

Amiga Atlántica dijo...

Recuerdo como si fuera ayer a Lopez Capont sentado en la biblioteca del Instituto de Investigaciones marinas, donde trabajé durante 8 años, leyendo, anotando... qué trabajador era!!!
Como tecnóloga de productos pesqueros siento una gran admiración él. Además tuve la suerte de poder formarme en la Universidad de Santiago con su principal discípula, la Profesora Cruz Pascual del Departamento de Tecnología de Productos Pesqueros, quien guarda su valiosísima biblioteca, casí ná!!!
De catálogos de la exposición no había nada, pero como quiero volver a verla, que diga a leerla ;-), porque con Tomy apenas pude leer nada, ya me fijaré mejor a ver si encuentro algo, vale?
Bicos Joansol

Mª Carmen dijo...

Hola amiga atlantica, ya hacia mucho que no te saludaba, aunque si que he entrado alguna vez.
Veo que no paras, mantienes vivo tu blog, con mucha informacion. Estupenda narración y bellas imagenes.
Un Beso desde Málaga
Mª Carmen

Amiga Atlántica dijo...

Gracias por el saludo, Mª Carmen, me alegra que te siga gustando pasarte por aquí de vez en cuando.
Ta mando para esa Málaga tan querida, y a la que me siento tan unida, un besazo atlántico inmensamente grande!!!

pablo gonzalez dijo...

importantísima aportación el reconocimiento de la existencia de corsarios en Vigo. Quizás tanto como la presencia de nuevas tecnologías, el espíritu emprendedor de la ciudad le debe a estos piratas buena parte de su existencia.

No todo fue honrado trabajo de empresarios ilustres, si no que el desarrollo económico se debió en buena parte al comercio generado alrededor de esta otra "profesión".

Continuó en el siglo XIX, con la presencia de empresarios que vieron en esta ciudad mano de obra barata y abundante suelo industrial en cualquier lugar que les apeteciera, continuando la tradición corsaria de las colonias en nuestra ciudad.

La relación de Vigo con el mar tiene más ocuros que claros y excepto algunos casos (como el pobre Rioboó) nos muestran manos de hierro.

Prometo no perderme la exposición.

banderas dijo...

Muy interesante. Sin esta aportación catalana no me cabe la menor duda de que Vigo no sería lo que hoy es... para bien y para mal.

A buen entendedor...

Vigo era pequeño y pobre y ahora es grande y económicamente fuerte, pero sus fortalezas también son sus debilidades.

Bicos ;-)

P.D. Este tipo de exposiciones suele ser intragable para pequeños y difícil para mayores. Eso sí, los apasionados del tema estarán encantados.

banderas dijo...

Por cierto, te comento que sigo el juego de los faros... a partir de hoy, 13 de octubre a las 22:30 horas.

Bicos ;-)

Amiga Atlántica dijo...

Pues Pablo, si te portas bien, al salir de la exposición te dan un título de corsario y todo...
Resulta que estos corsarios tenían que dar parte de su botín a la Corona... igual que ahora, hay "corsarios" que también tienen que darle a Hacienda una parte de su botín...
Saludos y gracias por el apunte, que siempre es bueno saberlo todo.

Amiga Atlántica dijo...

Hombre Banderas, está claro que el empuje económico que supuso la llegada de los catalanes fue definitivo para el desarrollo de Vigo como ciudad, pero también está claro que ello tuvo sus costes traducidos, por ejemplo, en la nula planificación urbanística de la ciudad. Vigo creció sin ton ni son... pero no creas que las cosas han cambiado tanto, eh?
Biquiños ;-)

Amiga Atlántica dijo...

Estoy deseando ver tu faro!!!

Tomas R dijo...

Hola Mar, creo que no hemos sabido reconocerles suficientemente a los empresarios catalanes el grandísimo aporte que a la industria del mar nos dejaron, pese a la cantidad de apellidos catalanes que salpican nuestra industria marítima.

Estoy de acuerdo contigo que las exposiciones son para "ver" más que para leer. ¿No podrían en su lugar entregar un folletito para quien quiera profundizar un poco más?

No tenía ni idea de la celebración de esta exposición: me acercaré al Náutico un día de estos.

Me resultó muy curiosa la coincidencia de nombres con tu hijo ;) No he conocido muchos tocayos precisamente (fuera de mi familia, claro).

¡Un besito marinero!

J.A.Aldeia dijo...

Boa reportagem. Muito interessante.

RoD dijo...

Estaba buscando unos fondos de pantalla donde apareciera la luna y google me ha traído hasta este blog, donde, curiosamente, la entrada más nueva me habla sobre gallegos y catalanes, a mí, un catalán de nacimiento y gallego de sangre.
Un placer pasar por aquí :D

Amiga Atlántica dijo...

Bueno Tomás,
Finalmente fuiste a la exposición? qué te pareció?
Ya me contarás.
Un abrazo blogueiro

Amiga Atlántica dijo...

Hola RoD,
Bienvenido a bordo!!!
Pues gallegos y catalanes es una combinación que casa muy bien, sabes? cada vez mejor, diría yo.
Respecto a los fondos de pantalla... pues tengo unos luares preciosos sobre Cíes al amanecer, si te interesan las imágenes grandes te las puedo enviar por email si te gustan los que publiqué aquí:

http://unamiradaalariadevigo.blogspot.com/2007/10/luar-al-amanecer.html

http://unamiradaalariadevigo.blogspot.com/2008/02/esta-madrugada-luar-de-febrero.html

Saludos

Amiga Atlántica dijo...

Olá J.A. Aldeia,
cuanto tiempo, me alegra verle por aquí de nuevo.
Grande abraço para Sesimbra desde Vigo

RoD dijo...

Muchas gracias por las fotos, son impresionantes! Si no te parece mal me las guardo en el ordenador, alguna va a caer de fondo de pantalla, seguro.
Viendo estas fotos me pongo triste. Creo que me invade la morriña de nuevo...

Amiga Atlántica dijo...

Hola de nuevo Rod,
Si quieres te puedo mandar la foto que más te guste con mucha más resolución si la quieres poner de fondo de pantalla.
Apertas