sábado, 14 de junio de 2008

Berlengas (Parte 3ª: Domingo)

El domingo amaneció estupendo, soleado y con vientecillo, así que mientras en Bolha terminaba de darle los últimos retoques al Veronique, el Capitán Haddock y yo nos fuimos a desayunar con O Pardal unos galaos con natas, por supuesto. No hay un desayuno mejor que un café portugués y una natiña recién hecha…

Bolha poniendo a punto el Veronique

De vuelta en el puerto nos encontramos con el Capitán Veiga y Marieke (a quien le dimos lo que quedó del bolo de chocolate…), y con las distintas tripulaciones que iban poniendo los barcos a punto para partir hacia Berlenga.

Dos grandes Capitanes, Veiga y Haddock

Poco a poco comenzaban a salir los barcos, pero nosotros fuimos de los últimos porque estábamos amarrados al pantalán con tres barcos abarloados a estribor.


Así se veía la flotilla salir del puerto y poniendo rumbo a Berlenga.

Aunque había vientecillo y bastantes olas, la verdad es que el trayecto hasta la isla a bordo del Veronique comandado por el Capitán Veiga y tripulado por el Bolha y Haddock fue todo un paseo. Qué bien navega el Veronique!!! Aunque no fue fácil debido a las rociones de agua de mar que entraban por estribor, conseguí tomar esta serie de fotos durante la travesía a la Isla.







Lo que más llama la atención cuando te vas acercando a Berlenga es el color anaranjado intenso de su piedra (es un granito muy rojizo), el faro en su cumbre y el pequeño fuerte de San Juan Bautista.



Después de llegar y largar el ancla, vean que contentos se les ve a Haddock y el Bolha después de la maniobra de fondeo (no sabían lo que se les venías encima…), permanecimos un ratito a bordo ya que el viento era muy fuerte y temíamos que el Veronique pudiera garrear, como efectivamente hizo… el problema fue que al intentar levantar nuestro fondeo éste quedó enganchado en el fondeo del Blue Moon I, lo que supuso muchísimo trabajo (y energía al Bolha) para lograr desengancharlos. Al final lo conseguimos!!! Y fondeamos en un sitio más protegido del viento.
El Bolha nos acercó al muelle con el dingui y allí… maravillosas aguas cristalinas… pena no haber llevado las gafas de bucear.





Aspecto de la flotilla fondeada en Berlenga

Nos dirigimos hasta el restaurante donde se estaban asando las sardinas… qué bien olían y qué ricas estaban!!! Ya saben que en esta época del año las sardinas están en su punto, con toda su grasa, jugosas, jugosas!!!
Bom Ano!!!!!!!!!!!!!

Luego al terminar, como vi que el viento había aumentado (decían que habría unos 30 nudos) y se veían unas olas impresionantes, decidí que lo mejor sería dejar el Veronique en las manos de los expertos marinos Veiga, Haddock y Bolha, y yo volverme a Peniche en el Cabo Avelar Pessoa.

Así se veía la flotilla rumbo a Nazaré desde lo alto de Berlenga

A pesar de que el Cabo Avelar Pessoa es un barco bastante grande y pesado se movió muchísimo de vuelta a Penich. Había muchísimo mar, así que me reafirmé mi idea de que lo mejor fue volverme a Peniche.

Así se veía la fortaleza y el Museo Municipal de Peniche que visitamos el sábado.

Al legar me cojí el bus hasta Nazaré donde esperé a que llegaran los barcos de la regata.

Así entraban los primeros barcos en el puerto de Nazaré

Luego poco a poco fueron llegando los demás






El Veronique llegó muy tarde, de hecho creo que entró el último, ya de noche porque durante el trayecto desde Berlenga se soltó el ancla y les llevó cerca de dos horas conseguir volver a subirla a bordo, debido a las malas condiciones del mar.
Mis temores sobre el estado de la mar se confirmaron a su llegada, olas de 4 metros y viento en contra de 30 nudos durante 30 millas… Me contaron, además, que se pusieron chorreando no se cuantas veces… Menos mal que no fui!!!
Luego todas las tripulaciones se fueron a cenar a un restaurante de Nazaré. Y el Capitán Haddock y yo nos volvimos para Vigo, donde nos aguardaban tres churumbelillos dormiditos.
Les dejo con este atardecer que capté desde el espigón de entrada al puerto de Nazaré mientras esperaba la llegada del Veronique.


Muchas más fotos de esta etapa en Picasa

17 comentarios:

JOSE ANTONIO dijo...

Me han encantado las calitas y el color del fondo marino, me recuerda a las calas de Menorca.
Ah! y la despedida con esa puesta de sol con barco, preciosa,...
Un abrazo.

Amiga Atlántica dijo...

Bueno,pues ahora sólo te queda ir... pero ya sabes que Vigo está primero ;-)
Un fuerte abrazo y gracias por pasarte tan a menudo por aquí

afs domaio dijo...

boas noites.
Portugal ten unha costa maravillosa pero cando sopra vento e para amararse, a fin de contas o que importa e pasalo ben e vos pasadelo en grande.
Como os meus coñecementos de informatica son os mesmos que de fisica cuantica non sei poñer un enlace para un album de fotos asi se vos apetecevelo aqui esta
http://picasaweb.google.es/fonso.gp/CousiAs

afs domaio dijo...

Se algun día vos apetece ter un mariñeiro abordo, dame toque por mail. saudos
afs

banderas dijo...

¡Que sorprendente es el mar! En el viaje de ida todo genial y a la vuelta un bonito temporal... pues menos mal que te quedaste en tierra firme porque el viaje de los chicos parece que no fue muy agradable.

La Berlenga preciosa... un lujazo de paisaje y de calas... y encima "sardinhas á braz"... no sabes qué envidia me acabas de dar... Ja!Ja!

Tiene que ser toda una experiencia "irrepetible" para los novatos coger un mar así de fuerte... y creo que en Portugal es bastante fácil coger mala mar para venirse para el norte.

Bicos ;-)

Eugénio dijo...

Como sempre, maravilhosa reportagem, lindas fotos. Como disseram depois da chegada à Nazaré... "foi uma velejada radical".
Correu tudo bem, e temos assim mais uma viagem para contar e recordar por muito tempo.
Ontem fomos buscar o Veronique à Nazaré, e como o mesmo mar estava diferente, ondas de 40 cm, 40,5 cm vá lá. Vento nenhum, e assim fizemos a viagem debaixo do barulho do motor.
abraços para os dois.

Sailor Girl dijo...

NORABOA POR ESTA FANTÁSTICA REPORTAGEM!!!!!!!!
O que eu (mais uma vez) perdi!!!!!

Unha aperta atlántica!!!

cocabixinhos dijo...

Que maravilha!!!

Amiga Atlántica dijo...

Afs domaio, así que republica independiente, no? muy bueno, voy a promover lo mismo para Canido :-)
Las fotos de las alguares del Algarve son una pasada, bueno, en realidad toda esa zona parece una maravilla. Gracias por las fotos!!!
Te tomo la palabra en lo de salir a navegar. Nosotros en Julio vamos a estar de marujeo con lo sniños, la empanada, etc... pero en Agosto tenemos pensado salir a nevegar de verdad, así que ya te diré algo.
Un abrazo atlántico

Amiga Atlántica dijo...

Hola Banderas, pues sí chico, menos mal que me volví a peniche... sino me hubiera desintegrado en el camino.
En general los portugueses están aconstumbrados a navegar con el mar ventoso y con olas, pero no tanto... ellos mismos reconocían que había muitísimo mar de vento, como ellos dicen, y yo para esos sustos aún no valgo, necesito más experiencia :-)
Apertas marinheiras

Amiga Atlántica dijo...

Caro Eugenio, disfrutamos muchísimo navegando con vosotros, sentí no acompañaros a Nazaré, pero creeme, fue mejor así...
Espero podramos navegar de nuevo juntos, quizas en el Alefriz?
Podrías subirte con Veiga en Agosto hasta aquí, si?
Un fortísimo abrazo, y obrigada por la agradabel compañía

Amiga Atlántica dijo...

Olá sailor Girl!!!
Me acordé mucho de ti cuando veía tus banderas azules lusitanas ondeando en la mayoría de los barcos.
Un grande abraço atlántico!!!
Nos vemos en Berlengas 2009!!!!

Amiga Atlántica dijo...

Olá Cocabixinhos, bemvinda o blog!!! muita obrigada pela tua visita, siéntete como en tu casa.
Eres de Berlenga?
Forte abraço desde Galicia

Sailor Girl dijo...

Se Deus quiser e conseguir «libertar-me»!!!
Apertas!!!!

Amiga Atlántica dijo...

Eu tamen quero unha bandeira lusitana azul para o meu barco!!!

Haddock dijo...

Mar, la marinera indomable, y yo hemos tenido el honor y el privilegio de navegar por aguas lusitanas a bordo de un barco noble, hemoso y muy marinero: el Veronique,amablemente invitados por su Patrón (el Capitán Veiga)y siempre acompañados por Eugénio, cariñosamente conocido por O Bolha.
El capitán Veiga y Eugénio son dos dignos herederos y magníficos representantes de todo el saber humano y marinero de los legendarios marineros de Aveiro.
¡Gracias amigos!

Amiga Atlántica dijo...

Querido Haddock, qué bien me lo pasé en el Veronique acompañada de tres grandes marinos como vosotros.
Bicos atlánticos